Un grupo de cuatro chefs quieren entrar en el Libro Guinness de los Records y abrieron el primer restaurante en el campamento base del Everest, el pico más alto del plantea, a 3.535,68 metros de altitud. Estos cocineros quieren dar de comer sólo a 10 comensales, es el número máximo para disfrutar esta maravillosa experiencia. A finales de mayo, los comensales salieron desde la ciudad de Lukla, en Nepal y el tiempo aproximado en llegar a su destino era de ocho días de senderismo. Un camino que por la altitud se necesita un esfuerzo bastante grande, tanto físico como mental.

El proyecto conocido como Triyagyoni , se crea para sensibilizar respecto a los recursos sostenibles de la zona y apreciar los ingredientes de los pueblos locales. Los participantes tenían como opción elegir si querían recurrir todo el trayecto a pie, haciendo cada día, seis horas de camino o utilizar un helicóptero para llegar directamente al pico más alto del mundo.  Económicamente hablando la experiencia tiene un precio de 4.700 euros entre alojamiento y comida y todo el dinero era destinado a organizaciones de caridad.

Sin duda alguna es una vivencia culinaria diferente, no siempre se puede disfrutar de una cena que puede entrar en el Libro Guinness y en el pico más grande del planeta. Aunque es una idea bastante original, no es nueva, la ex chef  Former Noma, puso en marcha la misma aventura en el 2016, sólo que no se le reconoció el record. ¿Habrá suerte en esta oportunidad?

monte-everest-nepal-0817-1400x800