Uzbekistán, un país que conserva ciudades verdaderamente ancestrales, una arquitectura milenaria y unas tradiciones casi inalteradas por la cultura occidental.

Algunas de las ciudades más importantes de este país de Asia Central, con auténticas joyas arquitectónicas, entre las que destacan impresionantes palacios y mezquitas de enormes minaretes adornados con azulejos.

En la capital, Tashkent,  las madrasas Barak Kan, Kafal Shohi y Kulaldosh; Abdulkasim; la biblioteca, importante por acoger el Corán de Usman; el mercado oriental de Chorsu; el Museo de las Artes Aplicadas; y las plazas de Independencia y Eternidad, Ópera y Ballet y Amir Temur, entre otros.

 

Una de las ciudades oasis más remotas de la Ruta de la Seda, Khiva, donde se encuentra la antigua ciudad amurallada de Ichan-Kala –declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO–, el palacio ToshKhovli, Alloquli Khan, el minarete de Kalta Minor, la medersa Mohammad-Amin-Khan & Kalta Minor, el palacio complejo Kuhna Ark y la medersa Mohammed Rakhim Khan.

 

Outer gate of the tomb of Tamerlane.

Bukhara, donde los viajeros tienen la oportunidad de visitar el mausoleo de los Samani; el manantial santo Chashamai Ayub; la mezquita Bolo Hauz; la ciudadela Ark; el minarete Kalyan; las madrasas Miri Arab, Ulughberk y Abdullazizkan; las cúpulas Toki Zargaron y Toki Sarafon; y el complejo arquitectónico Lyabi Hauz.

 

 

La pequeña ciudad de Shakhrisabz, con un centro histórico también reconocido como Patrimonio de la Humanidad por sus monumentos de la dinastía Timurid, se realizará una excursión por las ruinas del Palacio Ak-Saray y los complejos Dor-ut Saodat y Dor-ut Tillovat.

 

Uzbekistán_Samarkanda

La plaza de Samarkanda, que alberga las madrasas Ulugh Beg, Shir-Dor y Tilla-Kori; el mausoleo Guri Emir; la mezquita Bibi-Khonum; el bazar Siab; el museo de la ciudad antigua Afrosiyab; el observatorio Ulughbek; y el complejo arquitectónico Shakhi-Zinda.

Para más información sobre el destino visita: http://uzbekistan.travel/es/eco-turismo/