Groenlandia es una gran isla ubicada en la zona nororiental de América del Norte, entre el océano Atlántico y el océano Glacial Ártico, políticamente constituida como una región autónoma perteneciente al Reino de Dinamarca. Más del 84 % de su superficie está cubierta de hielo y se la considera como la mayor isla del mundo si no se incluye a la isla-continente de Australia. Su capital es Nuuk.

Desde la Constitución de Dinamarca de 1953, Groenlandia forma parte del Reino de Dinamarca con una relación conocida como  (Mancomunidad de la Corona).

En 1979, Dinamarca le otorga la autonomía y, en 2008, transfiere la mayor parte de las competencias que tenía el gobierno danés al gobierno local groenlandés. Este traspaso se hizo efectivo el año siguiente y dejó para Dinamarca las competencias de asuntos exteriores, seguridad y política financiera. Asimismo, otorgó a Groenlandia un subsidio anual de 633 millones de dólares, lo que suponía 11 300 dólares estadounidenses per cápita.13027146284_2681b25f6f_o-1728x800_c

La Aurora Boreal es uno de los espectáculos más fascinantes del cielo. Formas fantasmagóricas moviéndose sin sentido pueblan el universo celeste. Los esquimales de las partes más septentrionales de Canadá, creen que las luces del norte son creadas por espíritus, los cuales, envueltos en luz mística, se divierten porque el sol ha desaparecido. A la aurora boreal moviéndose rápidamente se la llamaba la danza de la muerte. En el folklore de los esquimales del este de Groenlandia, la auroras son las almas de los bebés recién nacidos que han sido asesinados o de los bebés que han nacido muertos. Las luces del norte pueden ser llamadas “alugsukat”, que significa nacimiento secreto.

Para algunas culturas las luces del Norte tenían una sencilla explicación; el cielo era una enorme cúpula construida con un material duro y resistente. Fuera estaba el infinito, el paraíso, el territorio de los muertos, un lugar luminoso que apenas se podía vislumbrar algunas noches por los pequeños agujeros que la cúpula celeste mostraba. Era por estos resquicios por donde las almas de los muertos podían ascender hasta los territorios celestiales, el camino era largo y difícil, cruzando un puente estrecho que se extendía sobre un tenebroso abismo. Pero allá arriba, en el cielo, alguien velaba por los ciegos espíritus que debían atravesar el abismo que separa la vida y la muerte: las almas de los hombres que ya habitaban aquellos territorios de éter encendían antorchas para guiar los pasos de los nuevos espíritus. Estos fuegos eran las Luces del Norte.

El sur de Groenlandia es conocido por la intensidad de las tormentas solares y por ser uno de los mejores lugares para observarlas y estudiarlas.
Si quieres contemplar la danza luminosa de los espíritus del Norte, ésta puede ser la ocasión: el sur de Groenlandia es famoso en el mundo entero por la frecuencia y la intensidad de sus auroras boreales. Los científicos del observatorio astronómico de Canarias han elegido este lugar como el mejor del mundo para observarlas y estudiarlas.

La mejor época para observar auroras boreales son los meses de agosto y septiembre.  greenland

aurora-KANGERLUSSUAQ-AND-SISIMIUT

http://www.greenland.com/en/